FTCCP logró aumentos para obreros de construcción en Perú con movilización de masas

0
73

Tras una negociación colectiva con altibajos durante los últimos cinco meses, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) logró aumentos salariales para los obreros peruanos del régimen especial laboral de construcción civil mediante un despliegue de masas en las obras y en las calles.

Mobilização para apresentação da pauta de reivindicações

En abril, los obreros se movilizaron en todo el Perú para la presentación de su Proyecto de Convención Colectiva 2023-2024 del Sector Construcción, aprobado en su Asamblea Nacional de Delegados.

En Lima, capital peruana, los trabajadores se movilizaron hacia el Ministerio de Trabajo, donde en presencia de miles de trabajadores el propio ministro de Trabajo recibió de las manos de la dirigencia sindical el documento respectivo.

El Ministerio remitió este documento a la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), representante del empresariado del sector, y posteriormente se entabló el trato directo el 6 de julio entre las comisiones de Capeco y la FTCCP con reuniones alternadas en los locales de ambas instituciones.

Reunião direta FTCCP-CAPECO

Sin embargo, tras siete reuniones, donde los trabajadores demandamos un aumento superior al 7.99%, que es la tasa de inflación acumulada en el periodo de negociación (1 de junio de 2022-31 de mayo de 2023), la comisión negociadora de Capeco rompió el trato directo el 9 de agosto, resquebrajándose así 20 años ininterrumpidos de solución pacífica y en trato directo a las demandas obreras.

Fue en este momento que en asamblea extraordinaria, la FTCCP acordó iniciar una campaña de sensibilización mediante la protesta pacífica en las obras de todo el país. Los dirigentes del secretariado ejecutivo visitaron diversas regiones donde los trabajadores hicieron plantones y grabaron videos donde exigían “¡Aumento sí, migajas no!”, las que fueron distribuidas en las redes sociales de los trabajadores, sindicatos y de la Federación.

Ações massivas em canteiros de obras e ruas

Asimismo, se realizó banderolazos en avenidas principales y frente a medios de comunicación, así como piquetes obreros en calles importantes. Como el trato directo se rompió, por ley el Ministerio de Trabajo podía actuar como conciliador entre las partes.
Sin embargo, la estrategia de la Federación no solo se basó en seguir el camino hacia la conciliación con el Ministerio, sino que priorizó retomar el trato directo, sin dejar de movilizarse, y llegando a los medios de comunicación masivos para exponer la posición de los obreros.

El contexto fue difícil. De parte de los empresarios, la principal fortaleza de su posición es la caída de cerca del 7.5% del sector construcción en lo que va del año, debido principalmente a la falta de ejecución de obras en los tres niveles de gobierno: nacional, regional y local. Es decir, dinero para invertir hay, pero miles de millones de soles están estancados por la ineficiencia de las autoridades gubernamentales. Aún así, se hizo esfuerzos diplomáticos, remitiéndose a la Capeco sendos oficios para retomar el trato directo.

En su calidad de secretario general de la FTCCP, Luis Villanueva Carbajal dirigió oficio al presidente de Capeco, Jorge Zapata, quien no forma parte de la comisión negociadora de su institución, y que respondió argumentando que la comisión cumplía el encargo de sus asociados, quienes pusieron un tope al aumento salarial.

Mobilização para solução do rol de reivindicações, 5 de setembro

Entonces, nuestro secretario general solicitó al presidente de Capeco convocar a una junta de asociados para hacer los esfuerzos necesarios para retomar el diálogo. Mientras tanto, la campaña de agitación y propaganda continuó.

Se programó una movilización nacional el 5 de setiembre, la misma que movilizó a 220 mil obreros en todo el país y cerca de 10,000 en la capital, Lima, que culminó con un mitin frente al Ministerio de Trabajo. La consigan obrera fue que si no se lograba una solución aceptable al pliego, entonces estaría pendiente la huelga como una siguiente medida de fuerza.

Durante esta etapa del proceso, se realizaron tres reuniones más entre la FTCCP y Capeco, las mismas que dieron fruto. Producto de esta estrategia diplomática, mediática y de movilización de masas en obras y calles, la FTCCP logró cerrar la negociación colectiva con aumentos al jornal básico que superan el 5%, lo que en un inicio era impensable, y en un contexto político marcado por la ineficacia, nuevo cambio de gabinete ministerial y una recesión con encarecimiento de los productos de primera necesidad.

Esta negociación ha sido difícil. Sin embargo, ante la adversidad, la campaña nacional de agitación y propaganda desde las bases ha representado para la Federación una oportunidad de movilizar a los trabajadores y una renovación de la mística obrera a partir de nuestras necesidades conjuntas.

La negociación colectiva del sector construcción en el Perú tiene una arista poco frecuente en este tipo de negociaciones: los empresarios y trabajadores también exponemos en el acta nuestra demanda conjunta al gobierno para la reactivación de obras, ejecución de nuevas obras de infraestructura, lucha efectiva contra el crimen organizado y el sicariato infiltrado en las obras de construcción, entre otras demandas conjuntas para el impulso de la construcción civil en el Perú.

Assinatura do acordo coletivo 2023-2024

El viernes 8 de setiembre se firmó el acta final de negociación colectiva del sector construcción 2023-2024 con los nuevos salarios y bonificaciones. Así, se logró el aumento del jornal básico (diario) de S/ 4.20 para el operario, S/ 3.30 el oficial y S/ 3.00 el peón.

Como el jornal básico redunda en otros derechos salariales, el aumento real es mayor. También se logró elevar la bonificación por alta especialización (BAE) de 15% a 17% del jornal básico para el operario electromecánico y de 18% a 20% para el operario soldador homologado 6G.

Finalmente, y lo que se considera un hito en este tipo de negociaciones, se acordó la creación de un fondo para la capacitación de los trabajadores, cuyo financiamiento lo asumen los empleadores de S/ 0.20 por cada trabajador en día laborado.

La movilización obrera, sin embargo, no ha culminado. Solucionado el pliego de reclamos, tenemos en agenda una nueva movilización para exigir la reactivación de la construcción, sobre todo la ejecución de los presupuestos asignados y la creación de nuevos y grandes proyectos de infraestructura para cerrar la brecha de la construcción civil en el Perú.